Redes Sociales

Plataformas virtuales y el retorno a clases presenciales

Ante el anuncio de retorno a clases gradualmente presenciales y voluntarias de distintas instituciones educativas en el Perú, han surgido algunas incógnitas en la población frente a los beneficios que encontraban en el sistema virtual educativo.

Durante el presente año se ha continuado la modalidad estudiantil online ya que, ante la aún no controlada pandemia, se ha postergado la posibilidad de estudiar de manera presencial como rutinariamente lo hacían previo a la pandemia por coronavirus.
El actual ministro de educación, Juan Cadillo, se pronunció frente al requerimiento latente de la población para crear un plan de retorno seguro a las clases presenciales y esto fue lo que añadió:
“Buscamos volver a una semipresencialidad segura, flexible y voluntaria. La normativa para este proceso está dada por el gobierno anterior y lo que tenemos que hacer es perfeccionarla”, acotó.

Aun no se ha brindado fecha de en qué periodo se estaría regresando a las aulas, pero lo que si se sabe es que ya se está trabajando en un protocolo para hacer efectiva y seguro el retorno a clases.

¿DÓNDE QUEDA LA VIRTUALIDAD?

Si se mantendrá a la par las plataformas virtuales dentro de las actividades académicas, es aún una pregunta que se hacen muchas personas. Recordemos que gracias a la virtualidad se ha registrado algunas mejoras e inquietudes a lo largo de la pandemia ya que la necesidad de tener una buena conexión de internet y la facilidad de registrar la asistencia han sido parte de los pro y contra a lo largo del año escolar y universitario.

Según El Instituto Nacional de Estadística e Informática, sostiene que los resultados de la Encuesta Nacional de Hogares realizada durante abril, mayo y junio del presente año, detectó que el 87.8% de las niñas entre 3 a 5 años, recibieron clases a distancia a diferencia de los niños que representó el 85.5% del sector educativo inicial. Estas cifras fueron expuestas por INEI para evidenciar el despliegue educativo de los alumnos menores de 6 años. A su vez, la encuesta evidenció que parte de los alumnos no registraban asistencia por diferentes causales, algunas de ellas eran por no contar con recursos de internet, disponibilidad de, los cuidadores, entre otros.

En ProEducative confiamos en la virtualidad como una herramienta complementaria para la semipresencialidad, sobre todo en el sector educativo, introducir el sistema online a la par de las clases presenciales ofrecería mejoras en las condiciones pedagógicas tanto a docentes como a alumnos. Existe una brecha muy delgada entre la educación y la virtualidad y es que ambas buscan inmediatez y efectividad en la comunicación.